El 6 y 7 de junio se presentaron en Barcelona los nuevos conocimientos en el estudio del autismo y trastorno del espectro autista (TEA), en el marco del curso ”Actualización en epidemiología y etiología del autismo. Intervención precoz en el autismo en Europa: programas basados en la evidencia.

Este curso, organizado por la Universitat Internacional Menéndez Pelayo de Barcelona, en colaboración con la Asociación APRENEM, por la inclusión de las personas con TEA, contó con la presencia de destacados especialistas en el ámbito de la salud mental infantil y juvenil. Bennet Leventhal, profesor del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de California, San Francisco, fue uno de los destacados expertos que participaron en el curso.

‘Las posibles causas son múltiples y en gran parte desconocidas ‘

Los trastornos del espectro autista (TEA) son un grupo de alteraciones del neurodesarrollo con posibles múltiples causas, en gran parte aún desconocidas, aunque empiezan a identificarse mecanismos genéticos implicados en su etiología, así como factores ambientales que pueden influir en la manifestación del trastorno, en sujetos predispuestos.

El curso recogió en su primera jornada de ponencias el estado actual de las investigaciones de los mecanismos genéticos y ambientales implicados en el autismo; de la incidencia y prevalencia del mismo, de la situación epidemiológica y del conocimiento actual en neuroimagen de los trastornos del neurodesarrollo. Durante la segunda jornada se expusieron los principales avances en programas de detección y tratamiento precoz, basados en la evidencia científica y que han mostrado su efectividad en la rehabilitación funcional del TEA.

Las conclusiones más relevantes sobre la epidemiología del autismo, aportadas por el profesor Bennet Leventhal, muestran un aumento significativo en la incidencia del trastorno, que se debe principalmente a un mayor número de casos diagnosticados. Los factores que señala Leventhal como causantes de este incremento se refieren a la ampliación de los criterios diagnósticos, a más y mejores métodos para la identificación y a un aumento de la conciencia social sobre el trastorno en escuelas, centros de atención primaria y familias.

Los resultados aportados por otros investigadores sobre etiología y tratamiento ponen de manifiesto que las personas con TEA presentan desde los primeros meses de vida alteraciones en el desarrollo del cerebro, que se pueden minimizar con intervenciones precoces. La terapia PACT (Pre-school Autism Communication Trial) se muestra como un instrumento eficaz para la mejora de la comunicación y la interacción social en niños con autismo.

http://www.cuimpb.cat/

http://www.associacioaprenem.org/

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.