Hoy en día, el deporte se ha convertido en un ejercicio cotidiano de nuestras vidas debido a que somos conscientes de que el deporte significa salud y bienestar físico. En Barcelona, miles de personas disfrutan de entornos exteriores para correr, patinar, montar en bicicleta o simplemente pasear. Dada la geografía y la estructura de la ciudad, diferentes zonas se han establecido como lugares idóneos para la práctica de deporte o simplemente para hacer un recorrido “verde”. Pero, a pesar de ser consideradas zonas deportivas, realmente no se sabe cuál es la calidad de aire que se respira en estos recorridos. Por eso, seguramente a muchos deportistas les gustaría saber ¿Cómo es la calidad del aire donde generalmente se practica deportes al aire libre en Barcelona?

nen-mesurantUna nueva iniciativa propuesta y organizada por el ICFO-Instituto de Ciencias Fotónicas– busca promover y fomentar el conocimiento sobre las propiedades y el comportamiento de los aerosoles (partículas atmosféricas) en la atmósfera y sus efectos en el medio ambiente, con el objetivo de hacer partícipes a los ciudadanos barceloneses de un experimento científico utilizando simplemente un móvil y luz.

En colaboración con el Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (CREAL), centro de la alianza ISGlobal, e incluido dentro la Oficina de Ciencia Ciudadana del BcnLab, el ICFO coordina el experimento en Barcelona. Desde el 15 de septiembre al 15 de octubre, cualquier ciudadano con un iphone 4 o 5 podrá participar y medir la calidad del aire de Barcelona, evaluando la concentración de contaminación en 4 Puntos de Observación de la ciudad elegidos de forma estratégica: Barceloneta, Collserola, Diagonal y Montjuïc. Estos sitios son de uso frecuente por los ciudadanos barceloneses para practicar deportes, especialmente para correr.

Participar del experimento será muy sencillo. Cada ciudadano que quiera sumarse a la iniciativa podrá acercarse a cualquier punto de observación y solicitar el préstamo del dispositivo (add-on) a los científicos voluntarios, descargar la aplicación gratuita, adosar el add-on en el su iPhone 4 o 5, apuntar al cielo y medir. Para que el experimento sea un éxito, cada uno de los Puntos de Observación necesitará contar con un mínimo de 50 iphones diferentes que puedan realizar la medición en un período de tiempo determinado. De este modo, se podrán obtener datos estadísticos fiables para reconstruir el mapa de aerosoles de Barcelona.

Esta iniciativa forma parte del proyecto LIGHT2015, que coordina la puesta en marcha del experimento, en forma paralela, en diez ciudades importantes de Europa: París, Londres, Manchester, Milán, Roma, Berlín, Copenhague, Belgrado, Atenas y Barcelona. Desde el ICFO, el CREAL y la Oficina de Ciencia Ciudadana BcnLab, invitan a todos aquellos interesados en saber cómo es la calidad del aire en Barcelona a sumarse a esta iniciativa y ser parte de un gran experimento en nivel europeo contra la contaminación ambiental.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.